viernes, 27 de diciembre de 2013

"La chica imposible", una crítica contra Clara Oswald

Es un gran momento para ser fanático de Doctor Who. Los especiales del 50avo aniversario de la franquicia fueron geniales, cada vez hay más merchandising y su universo se sigue expandiendo en comics, audios y novelas. Y por si fuera poco, tuvimos un especial de navidad épico en el que despedimos con mucho cariño a Matt Smith, un actor que interpretó al Doctor de forma grandiosa mientras miramos con esperanzas a un futuro con Peter Capaldi en el rol.

Sin embargo, hay algo que me sigue molestando, algo que no me termina de cuajar y que a la larga lastima la serie más de lo que la mejora... y eso es la presencia de Clara Oswald, “la chica imposible”.

Antes que nada, me permito aclarar que Jenna Coleman (y por ende, Clara) me parece preciosa, es muy, muy, muy bonita y una excelente actriz. Mi problema con ella reside exclusivamente en la forma en que está escrito el personaje, ya que hasta ahora, y desde el reinicio de la serie en 2005, es probablemente la peor acompañante de todas. La razón es que no es más que alguien creado exclusivamente en función del Doctor.

El misterio de La chica Imposible, una mujer que el Doctor había encontrado varias veces en diferentes épocas y lugares y a la que había visto morir en dos ocasiones, fue un gancho interesante que nos mantuvo pegados a la serie aún durante la insoportable mitad de la séptima temporada (The Rings of Akhaten, Cold War y Hide fueron terribles) y teníamos fresca en la memoria las geniales y misteriosas apariciones de esta chica en episodios geniales como Asylum of The Daleks y The Snowmen, sin embargo, la Clara Oswald con la que estamos ahora carece de de la inteligencia y tragedia de la Oswin atrapada entre los Daleks y del atrevimiento de la chica victoriana; Es una joven ordinaria, como Rose, con una personalidad de Manic Pixie Dreamgirl que puede llegar a desentonar horriblemente con las situaciones de peligro que sufre constantemente y que, exceptuando en casos puntuales en los que la vida del Doctor ha corrido peligro, ha demostrado ser completamente pasiva ante los acontecimientos (exceptuando cuando se sale completamente de personaje, como al verla, de la nada, convertida en líder militar en Nightmare on Silver, aunque claro, Neil Gaiman no estaba familiarizado con el personaje cuando la escribió).

Todas las acciones más interesantes que hubiera podido llevar a cabo esta acompañante han recaído, a lo largo de la temporada, en personajes infinitamente más interesantes que ella, como Lady Vastra y sus compañeros Jenny y Strax.



Cuando finalmente se revela el misterio de su presencia a través del tiempo y el espacio, descubrimos que esto ocurre porque decidió sacrificarse para salvar al Doctor. La principal característica y misterio del personaje también resultó existir en función de su compañero, para salvarlo. Es más, el mismo origen de este, el existir en diferentes encarnaciones por el tiempo y el espacio, también se debe al Doctor.



Clara es, ademas, la acompañante con menos trasfondo e historia de la era moderna. Mientras que las familias, amigos, trabajos e intereses de los anteriores compañeros del Doctor formaron parte crucial de sus aventuras desde la primera temporada en que aparecían, la vida de Clara ha brillado por su ausencia durante toda la temporada. Las menciones o apariciones de su familia han sido anecdóticas, la muerte de su madre apenas parece relevante (a diferencia de la muerte del padre de Rose, tema crucial de más de tres episodios); su trabajo como niñera apenas llegó a ser mencionado en un par de capítulos, y si, los niños que cuidaba formaron parte de una de las aventuras, son despachados de la trama principal casi desde el principio, y aunque en una de sus últimas apariciones menciona que ahora es una maestra de escuela, esto no tuvo ninguna relevancia en la trama o en el desarrollo de su personalidad. En su primera aparición, se había convertido por azar en una genio informática, característica que, o desapareció, o no ha sido aprovechada en absoluto. Clara no ha evolucionó absolutamente nada desde que fue introducida en la serie.

Y por si fuera poco, los escritores no parecen poder decidir si querían que hubiera atracción entre el Doctor y ella; mientras en una ocasión el doctor menciona sonriente lo corta y apretada que es su falda, en otro capítulo expresa horror ante coqueteos o la idea de un interés romántico en ella, mientras que ella misma le rehuye en ocasiones mientras en otras admite que el le gusta. La idea del Doctor y su acompañante enamorados ya fue explorada con Rose, mientras que con Martha se desarrolló un enamoramiento platónico y con Donna una (trágica) amistad incondicional. La idea con la señorita Oswald, al menos inicialmente, parecía que fuera a ser la de compañeros de travesuras, la de un anciano pícaro jugando con su nieta... pero luego esta relación no se definía en ninguna dirección.


Todo esto me hace extrañar enormemente a Amy y Rory. La dinámica de la relación del Doctor con esta pareja fue sensacional aun en los peores episodios; las sospechas de un posible triángulo amoroso, los sacrificios hechos el uno por el otro, los rompimientos, las amenazas contra el Doctor de un miembro de la pareja si algo le pasaba al otro, la forma en que los viajes en la TARDIS los afectaron a nivel personal... Durante este periodo, cada uno de los miembros de este pintoresco trio evolucionó gracias a su relación con los otros dos, y cada uno de ellos resultaba interesante por sí mismo. Es una lástima que la despedida hubiera sido tan poco ceremoniosa, pero bueno, ya me quejé de eso en otro artículo.

Y parece que el Doctor pensaba igual, ya que en sus últimos momentos en la piel de Matt Smith, es a Amy Pond a quien extraña (no a su esposa, River Song, pues su ciclo con ella ya había finalizado) , ella es su última visión. Es definitivo que fue Amy la que lo ayudó a convertirse en lo que era,la primera que vió con los ojos que ahora abandonaba y la que lo ayudó a definirse como el Onceavo Doctor, no Clara, que al contrario es definida por él, y que pese a haber estado en momentos tan importantes como la reformación de su línea temporal en Trenzalore, salvar Gallifrey y en su muerte, no resulta tan importante.

Aunque no todo es malo en este personaje, pues si hay algo divertido en Clara es la enemistad que mantiene con la TARDIS, que se empeña en hacerle la vida imposible siempre que puede, mientras la chica incluso se ha referido a ella como una vaca vieja (LOL). Este curioso intercambio incluso se prestó para un divertido cortometraje.


Con todo lo dicho seguramente pareciera que odio a Clara, pero nada más lejos de la realidad, de hecho creo que es imposible odiarla por culpa de su belleza y del tremendo carisma natural que tiene Jenna Coleman, pero en realidad se está desaprovechando a esta actriz. Clara aún tiene potencial para convertirse en un buen personaje, y ahora, con la entrada de Peter Capaldi, se pueden crear nuevas dimensiones en la relación entre ella y el Doctor que le permitan tener su propio desarrollo independiente, convertirse en una aliada útil y seguir viajando por el tiempo y el espacio.

martes, 10 de diciembre de 2013

Spring Break Forever, sueños de neón y dubstep

Hace más de un mes me vi una película que me dejó algo inquieto, algo meditabundo, en reflexión y hasta en negación. Había oído y leído ya bastante sobre ella, enterandome que era una obra que dividió bastante a su público, parte del cual la etiquetaba como cine basura mientras que la otra la trataba como una obra inteligente que servía como sátira social. Tal ambiente, (y el conocimiento de que una película puede ser tanto cine basura como inteligente crítica social) me animó a verla, pero para mi sorpresa, está no es ninguna de esas cosas, no estaba preparado para lo que vi, tal vez nunca lo iba a estar.

My body wasn’t ready


Spring Breakers es una película escrita y dirigida por Harmony Korine, el mismo hombre detrás de la controversial Kids... pero eso no lo sabemos todavía, lo que si sabemos es que es una película en la que aparecen, en reveladores bikinis la mayor parte del tiempo, dos Chicas Disney, Selena Gomez y Vanessa Hudgens, junto a otras dos chicas de similar edad Barely Legal emborrachándose, drogándose y teniendo sexo... supuestamente.
Y si, reduciendo esta película a su más básica sinopsis, es sobre un grupo de chicas libidinosas que viajan a Florida para disfrutar de unas vacaciones de puro desenfreno. No es raro ver porque muchos pensaron que no se trataba más de que de un The Hangover o Project X con chicas, un vehículo para que esas ex-estrellas de Disney y Nick hicieran una Miley Cyrus para mostrar su faceta sexy y provocadora (Nota: Miley Cyrus no es ninguna de las dos cosas) o, y esta fue la mayoría de comentarios que leí en su trailer de YouTube, Un video de Girls Gone Wild de dos horas. Pero no es nada de ello tampoco, es más si tuviera que compararlo con un film, sería con Fight Club. Así es, considero que Spring Breakers es para las chicas de la Generación Y lo que Fight Club fue para los chicos de la Generación X. Tengo que explicarles esto con más detenimiento, pero lo haré más adelante; Por ahora déjenme aclarar algo, en ningún momento he dicho que la película sea buena o mala, solo que es muy, MUY especial. A mi me encantó, por si quieren saberlo, pero eso no significa que cuando ustedes la vean no la vayan a odiar y luego no me vayan a odiar a mi por haberles subido las expectativas a niveles estratosféricos, esas cosas siempre pasan.

Veamos el trailer.


Ahora veamos algunos de los afiches promocionales

Esta es la imagen inicial que transmite la película, una que ciertamente presenta un film completamente diferente al que vi, un film que parece ser un bacanal de excesos, uno de esos filmes en los que las chicas en su afán de descontrol se dejan llevar y terminan en las garras de alguien o algo, sufriendo por culpa de sus propios pecados. Hemos visto demasiados filmes así, a veces ese golpe de realidad viene gracias a un desastre natural (Aftershock), una perversión superior (Hostel), criminales (demasiadas películas), y hasta entes sobrenaturales (slashers ochenteros) que castigan a los protagonistas “por su mal comportamiento”.

Ahora ya podemos saber que todo esto viene de la mente de Harmony Korine, y esto me lleva directamente a su primera obra en 1995 (como guionista), Kids, un film que sigue la vida de unos jóvenes adolescentes en Nueva York mientras se regodean en excesos de sexo, alcohol y drogas, pero no en el sentido en que tantas comedias sexuales de colegiales y universitarios nos han pintado, sino en una muestra dramática, cruda, amoral, y sí, más realista. Sus films como director como Gummo o Trash Thumpers han, invariablemente, presentado a personajes rotos, enfermos y aislados de la sociedad en historias que solo pueden ser descritas como “experimentales”. Saber la clase de films que ha hecho este hombre puede ayudarnos a desentrañar el que nos ocupa hoy mientras que en Kids se puede decir que la “inmoralidad” de sus personajes es “castigada” de forma nada sutil con la presencia del VIH en sus vidas, esto no funciona así en Spring Breakers, es otro tipo de película.
Inicialmente podríamos pensar que lo escuando se nos presenta a Faith, el personaje de Selena Gomez, que es la chica buena del paseo, una ferviente cristiana cuya actitud inicial parece radicalmente opuesta a la de sus amigas, que desde el principio dejan muy claro que solo les interesa la rumba y el sexo, pero no es desde su punto de vista que vemos la aventura, pues la idea del film al llevarnos del lado de estas fiesteras en su viaje, es ver de un modo incómodamente voyeurista sus experiencias, por eso mismo no hay mucha historia en el film, simplemente pasamos de un suceso a otro, de una salvaje fiesta dubstep sin diálogos a una noche de drogas viendo My Little Pony, también sin diálogos, y cuando parecen llegar esos momentos en que la realidad les pegará en la cara, se sacuden con rapidez, la fiesta continua sin consecuencias.


Cuál es el verdadero sentido entonces? Es mostrarnos una imagen del desenfreno de la juventud? satirizar, sin moralismos ni moralejas?

Cada día me encuentro con más y más comentarios sobre lo descarriada que está la juventud de hoy; abuso de alcohol, índices de consumo de drogas, embarazos adolescentes, sexualidad cada vez más temprana, aumento de la criminalidad, etc. Se habla de crisis de valores como si en generaciones anteriores la juventud hubiera sido un ejemplo de obediencia y recato, sin embargo, yo mismo, que ya no se si soy joven o no, he observado con preocupación como año tras año aumenta la cantidad de adolescentes y adultos jóvenes que se jactan de llevar una vida de hedonismo, de evitar las responsabilidades y que incluso están orgullosos de despreciar el intelectualismo y la cultura (tengo una amiga que comenta feliz que hace años que no lee un libro) no solo en Colombia sino en todo el mundo. La película del señor Korine es una imagen perfecta de la sociedad en este momento de la historia, en que el dinero facil se ha vuelto el objetivo de la vida de muchos.



Y es que Spring Breakers tiene muy claro lo que quiere transmitir; Muestra incesantemente imagenes de fiestas llenas de drogas y alcohol a repetitivo ritmo de dubstep, las chicas repiten una y otra vez que este es el paraíso y que desearían nunca tener que irse, pero lo más importante de todo es que, para poder costearse su viaje, roban con un arma falsa un restaurante. Este hecho, y toda la segunda mitad de la película en la que las chicas comienzan a relacionarse con un rapero / gangster de poca monta (magistralmente interpretado por James Franco) son las que hacen de este film lo que es y crean toda su fuerza: La visión del crimen. Para este grupo, cometer un delito es simplemente una opción más, no ven ningún reproche en ello, no ven las razones por las que podrían ser castigadas por ello, pues en sus mentes está totalmente banalizado. Si las capturan por posesión de cocaína, no entienden las razones, esto es una parte tan normal de su vida que simplemente les parece absurdo que las puedan castigar por ello, Las cosas no debían salir de este modo, dicen.


Nosotros parecieramos ver a estas chicas caer más y más profundo en un pozo, sin embargo para ellas no hay tal caída, y ahí reside el “horror” de esta película. El crimen está totalmente vinculado a su visión del mundo, “no hay consecuencias, porque habría de haberlas?” de ahí a que las chicas usen pasamontañas rosas y bikinis para cometer sus delitos, a que sus fiestas pesadas sean acompañadas por My Little Pony, que una canción de Britney Spears durante con un montaje de violencia y descaro suenen sin un solo asomo de sarcasmo o burla, porque para ellas esta es una verdadera canción significativa; pero a la vez satirizando el mundo que las rodea en la hipocresía de un gangster justificando sus acciones diciendo “que su hijo está hambriento”, sentado en su mansión y rodeado de lujos, o mejor aún, o en Faith, la chica cristiana, hablando por teléfono con su familia diciéndoles que este es el lugar más espiritual en que ha estado, mientras vemos imagenes de borrachos cayendo y chicas en bikini orinando al lado del camino, o verla tranquila al lado de jibaros y drogadictos, pero entrando en pánico y deseando irse al lado de otros jíbaros y drogadictos... negros.
Pensándolo bien, tal vez no exista un error de marketing aquí, tal vez esa era la intención, atraer a masas de personas inocentes, pretendiendo ver una una comedia basura y a chicas en bikini, solo para salir en un mindblown total.

Al comienzo del artículo comparé a este film con la gran Fight Club, una película de desahogo para una generación decepcionada por una sociedad que les prometió que serían estrellas de rock, un reflejo de la neurosis, la rabia y frustración de los hombres del momento; Pues de modo similar Spring Breakers es una idealización de la fiesta eterna prometida por Mtv, de una juventud inmortal capaz de cualquier cosa, que no tiene que enfrentar la banal realidad, de deseos reprimidos y frustraciones adolescentes, liberados con violencia orgásmica, es el ansia del libertinaje que nos prometieron los medios, pero sobre todo, es el sexy y feo reflejo de un AHORA al cual, si no pertenecemos, miramos con asco o con envidia... o con ambas.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Gal Gadot como Wonder Woman, La trinidad está completa!

Y la noticia de ayer nos regresa al mundo de las películas de superheroes, retrasando mi cronograma en dos artículos (si todo sale de acuerdo al plan, pronto tendrán artículos sobre Spring Breakers y Pride & Prejudice... pero ustedes saben que no pueden contar conmigo para esas cosas), esta vez los protagonistas son Warner / DC, que siguen observando impotentes como Disney / Marvel sigue haciendo millones y expandiendo su universo compartido entre el cine, televisión y ahora series web mientras que ellos no logran ponerse de acuerdo en un plan al respecto.

Ya había escrito antes sobre esto, sobre como el plan de la película de Superman y Batman es en realidad una acción desesperada por permanecer en ese tren al ver como sus planes de avanzar hacia un film de la Liga de la Justicia fracasan repetidamente gracias al rechazo de guiones completos y al relativo fracaso de películas que debían servir como pasos en el camino hacia alla, como Green Lantern. Estoy seguro de algo en este momento, Batman y Superman (nombre que seguramente va a cambiar, a alguien le suena Trinity?) ES el The Avengers de DC y los planes de la Liga de la Justicia han sido retrasados indefinidamente. La prueba definitiva de esto es que ayer se hizo oficial la presencia de La Mujer Maravilla en la película y que la actriz que la encarnará será la Israelí Gal Gadot.



Tras la esperada reacción del Internet al casting para un personaje icónico, (Está muy flaca! Es Judía! No está realmente creada de arcilla!) (y sobre esto último, no supieron que volvieron a cambiar el origen de ella? actualizense!) ya podemos analizar lo que significa la confirmación por fin, de lo que era un secreto a voces, que este personaje iba a aparecer en la película, después de todo, el llamado a casting de actrices altas y con capacidad para hacer escenas de acción hablaba por si solo. La duda que se tenía era que tan “grande” iba a ser el papel, pues la mayoría de sospechas apuntaban a que iba a aparecer solo como un cameo o en la ya institucionalizada escena post-créditos. Es más, fuentes internas siguen diciendo que esto era así, pero que solo recientemente se decidió que el papel de la Mujer Maravilla sería mayor. Por qué? que ocurrió? que hizo que Warner cambiara de parecer al respecto.

Esto pasó:



En el fin de semana del Thanksgiving gringo, dos películas rompieron varios records de taquilla en los Estados Unidos; Catching Fire, segunda parte de la trilogía de Los Juegos del Hambre, y Frozen, la más reciente película animada de Disney. Ambas tienen una característica en común, son filmes de acción protagonizados por mujeres, lo cuál acaba definitivamente con esa absurda ley de Hollywood que dice que hacer películas de acción protagonizadas por mujeres es cancer para la taquilla. Esto se basa en una burbuja que fue de mediados de los 90’s hasta comienzos de la década pasada, en la que se realizaron películas como Cutthroat Island, Lara Croft’s Tomb Raider o Aeon Flux, muchas de las cuales fueron terribles descalabros económicos para sus estudios, por lo que muchos renunciaron tajantemente a volver a realizar una de estas películas, aludiendo a la misma basura pseudo-psicológica que algunas empresas de videojuegos para decir que los hombre no pagan por productos que los pongan en la piel de / hagan simpatizar con una mujer. De esta época solo sobrevivió la saga de películas de Resident Evil, a la que luego se uniría la saga Underworld.

Saltemos entonces a las películas de superheroes, que son el furor de los veranos desde hace ya una década, pero desde que X-Men y Spider-Man comenzaron esta moda hasta ahora no ha habido la primer película protagonizada por una superheroina. Hemos visto a algunas, como Storm, Invisible Woman o Black Widow, pero siempre en películas de “grupos”, y los otros personajes femeninos reconocidos son versiones derivadas de un superheroe masculino, como Supergirl, She-Hulk, Batgirl o Batwoman (aunque Supergirl tuvo película en los 80’s... no pensemos en eso mejor). Pero mientras Disney / Marvel está tan confiada en su éxito que está a punto de dar luz verde a Ms. Marvel, que es un personaje relativamente desconocido para el público mainstream (y que tiene una historia jodidísima), Warner / DC tiene a Wonder Woman, uno de los personajes más reconocidos de todos los tiempos... pero...

Voy a copiar un extracto de un artículo anterior, para que no digan que no reciclo contenido:




(...) La Mujer Maravilla es un problema, nadie sabe que hacer con ella. Desde hace casi una década que hay proyectos sobre ella que no se han materializado, incluyendo una serie de televisión de la que resultó un piloto TERRIBLE (hable sobre ella aquí) y decenas de guiones que no son aprobados, incluyendo uno muy famoso y supuestamente muy bueno escrito por Joss Whedon, que tenía pensada a Morena Baccarin para el papel.

Últimamente ni siquiera DC sabe que hacer con ella. En los últimos años han cambiado su origen y hasta su traje varias veces en una búsqueda por “hacerla mas comercial”, y es que aunque es un personaje reconocidísimo, nunca ha vendido demasiado bien… después de todo, los principales lectores de comics y los que van a ver las películas de superhéroes son en su mayoría hombres jóvenes, y como vender a un ícono del feminismo a ese grupo más allá del T&A?


Pero la solución de Warner resulta en realidad bastante elegante; Gracias a esto pueden probar las aguas con el personaje mientras los ya establecidos Batman y Superman (más Batman que Superman) aseguran la taquilla. Con una buena respuesta por parte del público se puede asegurar más fácilmente que tenga a continuación una película para ella sola, lo cual parece ser el plan. Solo resta esperar que, para iniciar, Superman y Batman sea una buena película, y es que viniendo del equipo que hizo la mediocre The Man of Steel no espero mucho.


Ah, pero casi olvido hablar sobre la chica en cuestión! Ciertamente no odié la elección de la señorita Gadot, pues es una mujer muy agradable a la vista, pero si, me odio por decirlo pero creo que está muy flaca para el papel, nada grave que tres meses de duro entrenamiento físico no arreglen, no olvidemos que al momento de aceptar el papel de Batman, Christian Bale se pegó este cambio, pues actuó en la intrigante The Machinist.

 
Gal Gadot es principalmente conocida por dos cosas, por haber sido nombrada Miss Israel en 2004 y por su interpretación de Gisele en la saga Fast & Furious, curiosamente, yo hubiera preferido para el papel a otra actriz de esa saga, a Gina Carano, campeona de MMA que también vimos en la excelente Haywire y que ya tenía de antemano la belleza y capacidad física del personaje, ademas de que estuvo saliendo con Henry Cavill, el actor que interpreta a Superman, lo cual hubiera dado pie a una interesante dinámica de personajes, o no.



Para terminar hay que recordar que el film no lo veremos hasta el 2015, falta demasiado, así que si quieren calmar sus ansias de Mujer Maravilla en películas mientras tanto, les recomiendo mucho la película animada del 2009 Wonder Woman, pero si lo que quieren es verla en acción junto a Superman y Batman, no PUEDEN dejar pasar la excelente Superman Batman Apocalypse, en la que esta Trinidad se enfrenta a Darkseid por el destino de Supergirl. Tampoco puedo dejar de recomendarles este cortometraje de Rainfall Films, demostrando lo bien que puede lucir una película sobre la princesa amazona.